contadores "No solo cae la venta de pan sino que además crece la competencia desleal en la industria". Raúl Santoandré, presidente de la Federación de Panaderos de la provincia de Buenos Aires. - AGENDA PyME

«No solo cae la venta de pan sino que además crece la competencia desleal en la industria». Raúl Santoandré, presidente de la Federación de Panaderos de la provincia de Buenos Aires.

La retracción en el consumo de alimentos, producto de la escalada inflacionaria y el derrumbe de los ingresos para la mayoría de los argentinos, se refleja en la producción y venta de un producto tan básico como el pan. A fin de conocer la situación del sector, en Agenda Pyme radio conversamos con Raúl Santoandré, presidente de la Federación de Panaderos de la provincia de Buenos Aires.

«Está creciendo la competencia deseleal hacia las panaderías que estamos registradas», apuntó Santoandré. «Tenemos leyes laborales, convenios colectivos de trabajo y debemos atenernos a las paritarias y estamos enfrentando ese flagelo», señaló.

«Las ventas han caído, y cada vez que tenemos que trasladar un aumento de costos al cliente, lo pensamos dos veces», señaló. «Ahora se quiere importar (pan lactal), y el pan de panadería se elabora todos los días y sin conservantes», explicó.

«En los últimos tres meses, las panaderías no hemos hecho ajustes. El kilo de pan cuesta alrededor de 2 mil pesos. Y estamos preocupados por el aumento de tarifas. Las pymes somos las que más trabajo damos, y hay que cuidarlas porque somos el motor de una economía».

Santoandré también apuntó que «las autoridades no toman cartas en el asunto y la competencia desleal la sufrimos en todo el país».

En cuanto a los costos para la elaboración del pan, la harina es uno de sus componentes principales. «Su precio está estable, porque no hay ventas. Y si tiene harina stockeada y no la vende, se llena de gorgojos».

Frente a los próximos aumentos de tarifas «pedimos que sean espaciados. No se pueden trasladar a los clientes».

«El margen de rentabilidad de las panaderías es del 15 al 20% pero no es neto porque hay que pagar el IVA y otros impuestos que se superponen, como impuestos municipales, provinciales y nacionales. La carga impositiva es terrible. Las panaderías se mantienen porque todo el grupo familiar trabaja», comentó.

TAmbién destacó que el consumo per cápita de pan el país ha caído, estaba en unos 300 gramos por día por persona, entre pan y derivados.

 

Escuchá la entrevista

 

 

 

Leer anterior

«Había que evitar que la devaluación de diciembre se fuera a precios, pero la inflación se disparó. Esto está complicando la competitividad y la salida exportadora», Jorge Vasconcelos, economista de IERAL- Fundación Mediterránea

Leer siguiente

Industriales alertan por destrucción del empleo y cierre de fábricas ante el ajuste y la apertura importadora

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *